Ruta hacia Udaipur (India)

Salpicadero del vehículo
La lluvia no nos abandonó.
Carretera dirección a Udaipur
El mal tiempo no arredraba a los lugareños...
... ni aunque fueran andando.

Llegamos a Udaipur con la lluvia. Hacía cinco años que no llovía tan intensamente. Por la noche, unos fuegos artificiales celebraron el cambio meteorológico.

Anuncios

Reflejos

Lluvia en la Puerta del Sol de Madrid