Barça – Madrid

Futbolín y muchacho en Bandariaga (Mali)

¿Tendremos que volver a nuestra infancia de futbolín para que renazca el verdadero espíritu deportivo en el fútbol?
¡Imposible!.
Esto es un espectáculo que genera un gran negocio y cuanta más publicidad haya, mejor. No importa lo que digas ni como lo digas con tal que favorezca a tus intereses o a los del que te paga.

Anuncios

Reflejos

Lluvia en la Puerta del Sol de Madrid