Mercados

Vendedoras en el mercado de Jaisalmer (India)
Portada del libro "Mercados Africanos" de Sergi Ramis.
Portada del libro "Mercados Africanos" de Sergi Ramis.

Es de sobras conocido que, cuando visitas un país, has de acudir a los mercados de sus pueblos y ciudades. Allí verás como late la vida de sus gentes.

Mercados Africanos es un libro publicado por  Altaïr con texto y fotografías de Sergi Ramis en el que nos muestra como son estos lugares en los que los habitantes no se limitan sólo a comprar sino que aprovechan para hacer vida social. No hay que olvidar que en algunos sitios de África llegan a realizar muchos kilómetros a pie para acudir a la cita semanal.

En nuestra sociedad occidental el fin de semana son los días por excelencia para realizar la compra; pero la componente de relación social que también existía años atrás se ha perdido totalmente.

Anuncios

Caldereta de bogavante

Desayuno en el mercado de la Boquería
Caldereta de bogavante

Cocinar una caldereta de bogavante requiere, primero, acercarse al mercado para comprar los ingredientes necesarios. Para ello, nada mejor que ir al de la Boquería.

Antes de empezar la compra, hacemos una parada para desayunar. Es sábado por la mañana y nos podemos permitir un extra. Comemos un par de huevos fritos con foie y patatas acompañados de una copa de vino de Rioja. Finalizamos con un cortado y ya tenemos el cuerpo predispuesto para adquirir todo lo necesario para la cena:

  • 2 Pimientos verdes
  • 1 Pimiento rojo
  • 5 Cebollas tiernas
  • 8 Tomates maduros
  • 3 Bogavantes
  • Ajo, Perejil y Laurel
  • Aceite y sal
  • Pescado para hacer el caldo
  • Pimentón dulce
  • Rebanadas de pan tostado

Empezamos por cortar el bogavante a lo largo de su cabeza. El resto del cuerpo lo hacemos introduciendo el cuchillo en las uniones de las anillas.

Ponemos los trozos en la cazuela de barro, con el aceite ya caliente, y los salteamos un poco. Los retiramos y añadimos la cebolla, el ajo picado muy fino, los pimientos verdes y el rojo. Al cabo de unos minutos tiramos el tomate cortado a dados y sin las semillas. Sazonamos con sal y pimienta.

Cuando ya se ha evaporado el líquido y ha cogido color, echamos el caldo de pescado que habremos hecho previamente.

Dejamos cocer una media hora y agregamos los trozos de bogavante. Los cocemos un cuarto de hora más y poco antes de finalizar añadimos la picada hecha con la cabeza, el bazo, las huevas, unas cuantas almendras y pan frito.

Dejar reposar la caldereta entre cuatro y doce horas.

En el momento de servir la acompañaremos con unas rebanadas de pan frito o tostado.

Guía japonesa para comer bien

Mi vecino japonés de barra comprueba en las fotos de su guía la composición de los diferentes platos que puede encontrar en los restaurantes del mercado de La Boquería en Barcelona. Con ella podrá acertar en su elección, pero se perderá la emoción de dejarse sorprender por alguna sugerencia recomendada por el camarero o algún que otro comensal.

Cuando viajo me gusta pedir platos de la carta totalmente a ciegas. Claro que también te llevas alguna desagradable sorpresa pero, por lo general, las experiencias son positivas; y no me refiero sólo a cuando me encuentro en algún lejano país. Recuerdo que, en Granada, me habían hablado muy bien de la Tortilla Sacromonte y como intuía sus ingredientes, que no eran precisamente de mi agrado, decidí no confirmarlos hasta que no la hubiera probado. Así lo hice y me encantó. Si los hubiera comprobado antes no la habría comido.

Mercado en Mopti (Mali)

Mercado a orillas del río Níger en Mopti (Mali)

Mopti es, después de la capital Bamako, la ciudad más importante de Mali. Tiene un gran puerto fluvial y se encuentra en la mitad de la carretera más transitada que discurre entre la capital del país y Gao. Es el embarcadero de donde salen muchas de las embarcaciones que navegan por el Níger y al encontrarse cerca del País Dogón, es paso obligado para todos los vehículos que se dirigen a ese destino.

Su estratégica situación propicía que la mayoría de los turistas pernocten en Mopti y, como en cualquier lugar que eso ocurra, se genera una incesante actividad dirigida a obtener del visitante el mayor número de dólares o Euros posibles. Es prácticamente imposible pasear sin la compañía de un gran número de jóvenes que quieren hacerte de guía. Tampoco puedes evitar discusiones entre ellos sobre quién es el escogido generándose, en ocasiones, peleas entre ellos.